lunes, 11 de julio de 2016

De princesas y Nancys


No sé si será cosa mía, pero veo princesas y productos para princesas hasta en la sopa.
Recientemente me ha sorprendido el anuncio de una conocida linea de champús que ha puesto a la venta uno especifico para aspirantes a princesa.
Asimismo una popular y principesca marca de galletas rellenas de chocolate también está explotando este filón, aunque a mi juicio de forma algo más constructiva. Al menos la princesa de la galleta es un poco menos ñoña y además parece capaz de apañarselas por si misma. Eso sí, sin quitarse la diadema de la cabeza y después de haber ingerido la galleta de marras, que por lo visto da superpoderes.  No así la del champú, que parece vivir en un estado de perpetua ensoñación bajo al atenta supervisión de su mamá (antigua princesa ascendida a hada madrina) donde todo son brillos, colorinchis pastelosos, coronitas, varitas mágicas y melenas al viento.

Casí la totalidad de los mil variopintos artículos que veo por ahí destinados a las niñas están estrechamente relacionados con princesas de variado pelaje y condición. Servicios de té de juguete, muñecas, cuadernos, mochilas, camisetas, ropa interior y un larguísímo etc. de productos no se libran de tener como protagonista a la princesa de turno o algún sucedáneo low cost de la misma.
Si tomamos todo esto en cuenta se tiene la impresión de que hoy más que nunca las niñas aspiran a ser bellas princesas -o cualquiera de sus variantes- por encima de todas las cosas, cuando en realidad deberían poder soñar con ser lo que se les antojase sin que les metiesen por los ojos esa machacona idea. 
Por otra parte creo que no es totalmente negativo que las niñas fantaseen en algún momento con ser princesas, pero...¿solo princesas? ¿siempre princesas? Lo mismo opino sobre el estomagante uso y abuso que se hace del color rosa para las niñas y el publico femenino en general. ¿Por que todo es rosa?. No encuentro respuesta razonable, pero para entender la pregunta no hay más que pasar por delante de un lineal de juguetes en cualquier centro comercial.
¿Quieren realmente las niñas ser princesas, o es sencillamente que no se les ofrecen otros modelos?. ¿Que significa exactamente ser princesa para ellas?.

Ocioso es señalar que no aprecio en absoluto el rosáceo frenesí con que bombardea a las niñas nuestra amada y odiada sociedad de consumo y la publicidad en general.
Por suerte, -y aunque sus embalajes si lo eran-, nuestra Nancy nunca fue una muñeca "rosa", al menos durante la década de los setenta y primeros ochenta; más tarde la cosa empezó a cambiar. Como decía, las ropas y accesorios de Nancy eran una copia bastante acertada y fiel de lo que se podía ver en la vida real, tanto en colores como en diseños.
Y si, es cierto que a la señorita no le faltaba detalle ni modelito, pero siempre me quedó la idea de que Nancy además de ir de saraos vestida de punta en blanco tenía muchos otros intereses.
A pesar de todo también a ella le tocó ejercer de princesa. Pero poquito.
Que yo recuerde, y dejando a un lado la serie  en que se vistió de personaje de cuento, Nancy sólo ha tenido dos vestidos de princesa: el mítico "Esperando al príncipe", (que llamándose así intuyo debe ser "de princesa"), y este modelo de los años ochenta que os presenta Clara.




Hubo una versión para niña de este mismo vestido, de manera que Nancy y su dueña podían ir ataviadas de princesa a dúo.


Y bueno, ya me dejo de divagaciones y os presento formalmente a mi Clara, a la que  encontré en un mercadillo de trastos viejos que se organizó la Navidad pasada en mi ciudad.
Por estos lares no se suele celebrar ninguno por lo que fue una ocasión muy especial para mi y disfruté de lo lindo, además de tener la suerte de encontrar dos Nancys ochenteras en perfecto estado que me traje para casa sin dudarlo.

Clara, que venía vestida con este traje solo necesitaba una limpieza y poco más.
Una vez bañada y después de una intensiva sesión de peluquería quedó tal como la veis. También le retoqué el maquillaje de los labios que estaba un poco deslucido y le subí un poco el color original. Creo que está mucho más favorecida con este color de labios.

El vestido necesitaba un lavado y un pequeño zurcido en el tul de la sobrefalda, pero por lo demás se conserva en excelente estado. Con eso, y un buen planchado de las cintas, quedó perfecto.
Confieso que el modelo no me entusiasma demasiado y hubiese preferido cualquier otro, pero mejor este que ninguno.
Al conjunto le faltan la corona dorada de cartón (que he sustituido por una pequeña diadema) y los zapatos dorados.
Para calzarla le he puesto unos zapatos rosas con lazos.



Clara es preciosa y su pelo se ha conservado brillante y sedoso.
A pesar de que tiene iris modernos su carita me recuerda mucho a las Nancys de mediados de los setenta.
Por el vestido y el aspecto general diría que es de principios de los ochenta.

Os dejo unas fotos de la niña recién llegada a casa, del desguace de piezas y la sesión de peluquería.





Clara os manda un cariñoso saludo y os desea unas felices vacaciones a tod@s los que tan amablemente nos seguís visitando.

Y para terminar con el tema de las princesas os dejo este divertidísimo vídeo.



 ¡¡ FELIZ VERANO!!


29 comentarios:

  1. Pero bueno! Dos Nancys y en el mercadillo!!! Eso es suerte de la buena! Me alegro mucho.
    Por lo que veo es la ochentera disfraces con su vestido original si no me equivoco. Una suerte tener el vestido en tan perfecto estado.
    En cuanto al lavado, cómo las desmontas en las piernas? Yo me da un pánico... Deseando estoy de ver la segunda. También con ropa...( di que no si no ya me matas de envidia jeje).
    Yo estoy con novedades, pero como han sido varias en tanto tiempo tengo que hacer ¨inventario¨ e ir subiéndolas.
    Un beso enorme, y feliz verano para ti también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Oruam!
      Si, fue una alegría enorme tropezar con estas dos nenas tan bonitas a las que solo les ha hacho falta un baño.
      Más de una vez te he comentado lo mucho que me apetecía comprar muñecas en un rastro o cosa así, pues bien, en mi ciudad ya se han celebrado dos mercadillos, y en los dos he podido encontrar Nancys y otras muñecas a un precio razonable. El último mercadillo fue hace poco y compré dos Nancys, una de ellas articulada con iris margarita que estaba un poco perjudicada, pero que después de una restauración ha quedado divina, y otra vestida de comunión como recién sacada de su caja. También pillé una Selene. Pero bueno ya te iré contando pues igualmente tengo un montón de novedades.
      Sacar las piernas no es difícil. Coje la muñeca con la espalda mirando hacía ti y tira suavemente de la pierna de forma que se separe un poco del cuerpo. Verás que hay un corte en diagonal en el borde donde va encajada la pierna. Presiona con un palito plano y estrecho de madera el borde del corte mientras giras la pierna una vuelta completa y saldrá enseguida. Para colocarla vuelve a enroscar el borde del muñón deslizándolo por dentro el corte y girando otra vuelta completa. El truco solo sirve si el muñón de la pierna, la cadera o la entrepierna están en perfecto estado sin fisuras ni cortes, en ese caso mejor no sacarlas. Lo digo por experiencia.
      Y si, la otra también la compré vestida con un traje de comunión. Ya sabes que los trajes de comunión no me gustan demasiado, pero bueno, menos es nada.
      Estoy deseando que publiques tus cosas, ¡que me tienes en ascuas!
      Un abrazo y mil gracias por pasar. Disfruta las vacaciones!

      Eliminar
  2. Me ha encantado!!! uf!! que preciosidad!!! desde luego eres una artistaza!!!
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mariluz!
      Muchas gracias por pasar. Celebro que te guste como ha quedado la nena después de un buen fregoteo.
      Un beso grande!

      Eliminar
  3. Tabhita, haces maravillas. Acabo de ver la entrada anterior, que me había pasado inadvertida y he alucinado con la cocinita. No te aburres, ¿eh? Espero que nos la enseñes acabada.

    En cuanto a tus impresiones sobre el rosa y lo principesco, coincido contigo. A mí me pone de los nervios, sobre todo porque creo que las niñas no son tan repipis como las ponen en la publicidad y a cuyo modelo van dirigidas este tipo de muñecas.

    Sin embargo, me gusta el vestido que traes hoy, lo veo vistoso, auque prefiero a Nancy, y a las muñecas en general, vestidas más como personitas normales. Y sobre todo, vaya suerte e ilusión tus hallazgos. Esta nena te ha quedado impresionante, como todas las que pasan por tus manos, y estoy deseando que nos enseñes a la otra y todas esas novedades que insinuas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ilona!
      Veo que estamos de acuerdo sobre este tema. Es una pena que haya tanta presión hacia las niñas y las mujeres en asuntos de apariencias, sobre todo en estos tiempos que se suponen más progresitas. En fin.
      Referente al vestido aunque es de "princesa" no es especialmente pomposo, pero me pasa como a ti y prefiero las muñecas vestidas con ropas que se podrían encontrar por la calle o en entornos reales en lugar de verlas "disfrazadas".
      Por lo demás te agradezco mucho la visita y el aprecio. La nena es ciertamente preciosa y fue una tremenda alegría encontrarla y devolverle todo su esplendor.
      Un abrazo bien fuerte!

      Eliminar
  4. Cosita preciosa!!!y la disertación genial!!!
    Hay una cosa que a mi me llama aun más la atención , y que no acabo de decidir si me gusta o no , la cantidad de niñas que ves por la calle vestidas "de princesitas" con esas falditas de tul avueladas
    Me parece curiossísimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anilegra!
      A mi también me desconcierta profundamente ver a las niñas por la calle portando elementos más propios de un disfraz que de ropas comunes.
      A los niños en general, y a las niñas en particular, les encanta disfrazarse, lo preocupante es cuando asumen el disfraz como una identidad propia.
      Y muchas gracias por aprecio que haces de mi Clara y de mis desvaríos.
      Un abrazo, hermosa!

      Eliminar
  5. Vaya cambio que ha dado esta Nancy,me encanta!! yo también he pillado algunas al mercadillo,jejj hay que aprovechar!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francis!
      Una buena limpieza y un poco de mimo hacen milagros con estas muchachitas.
      Me alegra que también hayas conseguido algunas muñecas en mercadillos. Es muy satisfactorio. A mi me hizo mucha ilusión.
      Un abrazo, hermosa, y mil gracias por pasar!

      Eliminar
  6. Que preciosa has dejado a Clara y el vestido le va de maravilla!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola a los dos!
      Muchas gracias por vuestra amable visita. Celebro que os guste la nena; yo estoy muy contenta por haberla encontrado.
      Feliz verano y un abrazo grande!

      Eliminar
  7. ¡Felicidades por tu hallazgo, es realmente maravillosa! Y ha quedado de lujo.
    He encontrado este articulo con respecto al color rosa, a mi estas cosas me gustan mucho. Me parecen interesantes tanto los comentarios como el articulo en si. http://aprendizajeyvida.com/2014/05/26/el-color-rosa/ . Que yo recuerde nunca fui de rosa cuando era pequeña, solo tuve algo cuando era un bebe.Creo que era una forma de rebeldía el que no me gustase. Y es ahora cuando el color rosa me encanta. Que disfrutes mucho de tus niñas, a ver cuando nos presentas la que falta. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Celia!
      He leído el articulo y los comentarios y me ha resultado muy interesante. Gracias por el enlace. Como muy bien se expone en él los colores tienen el valor simbólico que se les quiera atribuir en cada momento y lugar, y lo que hoy representa una cosa mañana, o en otro espacio geográfico representará otra bien diferente.
      El motivo de mi escasa simpatia por el rosa no es porque me parezca un color feo o despreciable en si mismo, si no que más bien nace del gran abuso que se hace de él para representar un universo femenino en el que no cabe nada más que dulzura, suavidad, delicadeza y demás "virtudes" asociadas al rosa, y con las que parece que debemos estar adornados si, o si, los seres que vivimos en cuerpos femeninos.
      Y ya no hablemos de la opinión que los hombres en general (y hablo muy en general) tienen sobre el color rosa al que algunos consideran una grave ofensa a su virilidad. Sin ir más lejos mis sobrinos de 9 y 12 años no toleran ni una goma de borrar de ese color a causa de las burlas que puedan suscitar entre sus compañeros de colegio. Me temo que hay una gran presión sobre este tema ya desde preescolar y que va calando en niños y niñas reforzando en gran medida los roles de género tradicionales.
      En fin, que para gustos colores.
      Y bueno, que muchas gracias por pasar a ver a mi Clara. Me alegra mucho que te haya gustado.
      Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  8. Hola Tabhita, como estás? la verdad es que ando un poco desenganchada de los blogs, pero hoy que tengo un rattio paso a hacerte una visita. Me encanta esta Nancy ochentera que has adquirido, es cierto que de cara son guapisimas pese a tener ojos modernos, tienen una expresión que es todo dulzura. Respecto a los modelos ochenteros estoy bastante pez, de hecho este no lo conocía, pero es muy favorecedor y gana mucho con la diadema que le has puesto.
    Estoy de acuerdo en lo que dices sobre Nancy, era y es una muñeca que combina la faceta de mujer de su época con la del romanticismo de las princesas. Y hoy en dia yo diria que como decía Sabina: "las niñas ya no quieren ser princesas".
    Un besazo y buen verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mercedes!
      Muchas gracias por tu amable visita, hermosa!
      Yo también llevo una temporada desconectada de los blogs, incluido el mes de vacaciones en el que no he tenido acceso a internet. De vuelta a casa me encanta ver que no os habéis olvidado de mi.
      Y si, esta niña es una preciosidad. Tuve mucha suerte de dar con ella ya que está perfecta en todos los sentidos.
      Mis conocimientos acerca de los modelos de los ochenta también son muy escasos, ya que no es la época que más me gusta y me atraen mucho más los de años anteriores.
      No sé si realmente las niñas quieren ser o no princesas, o a que edad se les pasa el arrebato. Imagino que cada niña lo verá a su manera, pero lo cierto es que la publicidad y la sociedad en general parecen alimentar esa figura.
      Un abrazo grande, y de nuevo muchas gracias por pasar!

      Eliminar
  9. Hola.

    Estoy buscando la forma de ponerme en contacto contigo pero no encuentro ningún enlace a un email.

    Por favor, te agradecería que me escribieras a aleherrero@gmail.com, te responderé y comentaré por ese medio el motivo de ponerme en contacto contigo.

    Tranquila que no es nada de spam, préstamos milagrosos, ni engaños similares ;)

    Muchas gracias ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandro!
      Tal como te indico en Google+ puedes escribirme con toda tranquilidad a la sección de comentarios de esta entrada para comunicarme el motivo de tu interés. Como ya sabes los comentarios están sujetos a moderación por lo que no serán publicados si así lo deseas.
      Agradezco tu comprensión y quedo a la espera de tus noticias.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  10. Hola Tabitha,
    Estoy por completo de acuerdo contigo, llevo años harta de ver rosa por todos lados, en México, cuando vivía allá, ahora acá y cuando he podido ir a Alemania de paseo, igual, siempre la sección de juguetes para niñas está llena de productos rosados, como si los demás colores no existiesen! Y en cuanto a las heroínas... igual, princesas.... nada de otra cosa ni otros modelos.... en fin, un fastidio!!!! Eso sí, lo confieso, tu Clara me parece una princesa hermosa y espero que con muy buenas ideas en la cabeza, es decir, que quiera ser moderna, atrevida, asertiva, valiente y además de lucir un vestido así de bonito, pueda después ponerse cualquier otra cosa de mucho colorido y seguir luciendo así de hermosa... además de que se atreva a ser muchas cosas distintas y bueno, deje de ser princesa para ser su propia heroína!
    Me encantó tu entrada, tu relfexión y el rescate de la bella Clara. Felicidades. Besos desde Holanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julieta!
      Mil gracias por pasar!
      Celebro mucho que te guste mi Clara. A mi me parece preciosa y fue muy satisfactorio devolverle su antiguo esplendor.
      Por lo demás veo que compartimos criterio sobre este tema.
      Tal como apuntas, en un mundo multicolor y lleno de maravillas es una necedad encasillar a la gente grande o pequeña en roles y colores previamente establecidos.
      Confieso que me encantaría ver juguetes de todo tipo y ropas multicolores usados por niños de ambos sexos sin distinciones ridiculas que no favorecen ni a la libertad ni al entendimiento.
      Todos los seres humanos deberiamos ser capaces de cultivar cualidades como bondad, ternura, audacia, valor, fortaleza, paciencia, etc. sin pararnos a pensar si son virtudes consideradas como masculinas o femeninas, si no más bien propias de todas y todos, y de nuestra humana condición.
      Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  11. Estimada Tabhita, tras un tiempo ausente de los foros, hoy regreso y me encuentro esta rosada y principesca entrada. Tienes toda la razón, en que se están creando unos estereotipos como modelos para las niñas, demasiado rosados y ciertamente, nuestra Nancy, no era una princesa. Y no sé si tendrá algo que ver el hecho de que, cuando ella nació, la forma política del Estado no era la monarquía.
    Sea como sea, me dejas nuevamente con la boca abierta, al ver como una muñeca que estaba como un trapo, ahora luce brillante y esplendorosa.

    Has llevado a cabo un trabajo maravilloso, en el que como ya es habitual, se percibe que has puesto mucha paciencia y amor.

    Un abrazo grande y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Annais!
      Me alegra mucho saber de ti. Espero que hayas pasado un verano estupendo y no demasiado calor.
      Asimismo celebro que te guste como ha quedado esta nena. La verdad es que la mayor parte del mérito es de ella, ya que aunque muy sucia y descuidada estaba en perfectas condiciones. Asombra la excelente calidad de estas muñecas antiguas.
      Por lo demás coincidimos en que hay una saturación de rosa y un azucaramiento excesivo en los articulos para niña. También coincidimos en la idea que Nancy no fue una muñeca "rosa", si no un modelo femenino mucho más realista y cercano con el que las niñas se podian identificar, a mi juicio, de una forma más sana y razonable.
      Un abrazo bien fuerte!

      Eliminar
  12. Hola de nuevo.

    El motivo de haberme puesto en contacto contigo es que trabajo para el Ayuntamiento de Frigiliana, y el próximo mes de octubre habrá una exposición de Nancy. Buscando fotografías para el cartel encontramos una de las tuyas que le gustó mucho a la concejala responsable y queríamos pedirte permiso para su uso en el carte de la expo, indicando tu nombre, claro está. Sin embargo nos hacía falta sacar el cartel y finalmente quienes organizan la expo nos facilitaron una suya.

    La info la tienes aquí.

    Un saludo y gracias.

    http://www.frigiliana.es/cultura/noticias-y-actualidad/449-exposicion-de-munecas-nancy-en-la-casa-del-apero.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandro!
      En primer lugar muchas gracias por el aprecio. Con sumo gusto os hubiese cedido la foto que mencionas. He visto la info y el cartel de la exposición e imagino que ya lo tenéis todo resuelto, pero en cualquier caso si necesitas algo del blog que pueda interesarte solo tienes que pedirlo.
      Lamento no haber podido contestar antes pero he estado sin conexión a internet durante todo el mes de Agosto.
      Hago publico tu comentario para ayudar a dar publicidad a la exposición.
      Os deseo una gran afluencia de público y toda clase de exitos con este proyecto.
      Un cordial saludo, y gracias de nuevo.

      Eliminar
  13. Cierto, el color de labios le ha quedado fantástico! Qué tipo de pincel y pintura has usado? tengo que darle unos retoquitos a alguna mía...
    Qué alegrón encontrar dos nancys en un mercadillo! Y qué buena noticia devolverlas a su estado original!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosana!
      Me alegra que te haya gustado el color de los labios de la nena. Yo también lo encuentro acertado. Me gusta como le sienta este color un poco más vivo que el original, que por cierto, estaba bastante deslucido.
      Referente a los materiales te comento que he usado pintura acrilica para manualidades (La pajarita, Americana, Titan etc) en realidad te sirve cualquier acrilico. El pincel que he usado ha sido uno para acuarela del número 2. Te animo a que retoques los labios de tus nenas si lo necesitan. Es fácil, y si no te gusta como va quedando se quita rapidamente con un algodón húmedo y puedes volver a pintar enseguida. Incluso si cuando está seco no te satisface se borra frotando (hay que insistir bastante) con un trapito mojado con agua hasta que desaparece.
      Como toque final cuando el color esté seco le puedes poner una capa fina de barniz al agua para acentuar el brillo.
      Y si, fue todo un hallazgo que me alegró mucho ya que por aquí no difrutamos de rastrillos ni mercados de viejo muy a menudo.
      Gracias por tu visita!

      Eliminar
    2. Rosana, se me olvidaba decirte que lo mejor para acertar con el color es mezclar rojo, amarillo y blanco en cantidades variables para conseguir el que te más te guste.
      A partir de esos tres colores puedes obtener desde el rosa más frío (con mucho blanco) al coral más luminoso (con mucho amarillo) pasando por toda una gama de tonos intermedios.

      Eliminar
  14. Ah, pues mil gracias Tabhita, ya te contaré si algún día me pongo de una vez a ello! Buenísimo el truco de la mezcla de colores, porque a veces miro los rosas y nunca me decido por ninguno...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de que. Ya nos enseñarás tus nenas retocadas.
      Un beso!

      Eliminar