viernes, 7 de junio de 2019

Jugando a cocinitas


Una breve entrada para presentar a tres de mis niñas de Vidal Rojas.

Cristina
Nausicaa
Bianca

No me extiendo en muchas palabras como suele ser normal en mi. La verdad es que no estoy en mi mejor momento y publico principalmente para ver si me animo un poco.

Os pongo unas foticos más. Están como borrosas y no consigo afinarlas más.




Para finalizar os dejo una idea para hacer vasitos para muñecas.
He usado topes para patas de silla en silicona  transparente y botones con relieve. Solo hay que pegar el botón en la base con silicona caliente y tenemos unos bonitos vasos.



Os deseo un feliz fin de semana.


martes, 26 de febrero de 2019

Juego de peluqueria para Nancy


Mis Nancys necesitaban un juego de cepillo, peine y espejo.
Más que los de color naranja me gustan los pequeñitos blancos que tuvo al principio cuya escala es perfecta para ellas.
El fin de semana pasado me puse manos a la obra y utilizando cartoncillo, pegamento, palillos y acrílico blanco les he fabricado el juego que tanto me gustaba.
No puedo aspirar a la perfección de los originales, pero para estar hechos de cartón no han quedado nada mal.
Mi Diana se ha ocupado de estrenarlos antes de irse a dormir.

Os cuento como los he hecho por si a alguien le apetece. Se pueden hacer muchas cositas para las muñecas usando cartoncillo.
Se requiere poca habilidad y un mínimo de utensilios como lija, tijeras, cortauñas, cutter de precisión, pincel etc.

Materiales para el espejo

-Cartoncillo procedente de cajas de cereales, galletas etc.
-Cartulina metalizada.
-Pintura acrílica blanca.
-Pegamento. Puede ser cola blanca, cola de de barra o pegamento de colegial.

Lo primero dibujamos una plantilla de todas las piezas.

Usando dicha plantilla dibujamos la silueta del espejo incluyendo el espacio para colocar la luna en tres de ellas y la recortamos 8 veces.


Usando un cutter de precisión abrimos en tres de las piezas el espacio para insertar la cartulina metalizada que nos servirá de luna del espejo. Guardamos uno de los trocitos.


Con ayuda de un pincel extendemos una capa fina de pegamento y unimos las 5 piezas completas y posteriormente las tres con espacio abierto que quedarán en la parte superior. Procurar que queden bien pegadas presionando el conjunto. Cuanto más ajustados nos queden los bordes más fácil será darle un acabado fino en las fases posteriores.


Una vez bien seco se lijan los bordes con lija media procurando redondear las aristas y ajustar las pequeñas irregularidades. Dedicad tiempo a esta fase hasta que todas las superficies queden suaves y uniformes.


Una vez lijada la pieza y libre de polvo ya se puede pintar con pintura acrílica. Es aconsejable volver a lijar después de seca la primera mano de pintura.

Ya solo nos queda recortar en cartulina metalizada la pieza central que habíamos conservado como plantilla e insertarla en el espacio de la luna al que previamente habremos aplicado una fina capa de pegamento.




Materiales para el cepillo:

-Cartoncillo como para el espejo.
-Palillos cilíndricos
-Pegamento como para el espejo
-Pintura como para el espejo

Procedemos dibujando la silueta del cepillo y recortandola ocho veces.
Marcamos la posición de las púas del cepillo en una de ellas.


Por una parte pegamos cuatro de las siluetas, y por otro las restantes, dejando la que está marcada en la parte superior.


Con una aguja lanera perforamos todos los puntos donde se alojaran las púas del cepillo.


Atravesamos con un palillo cada perforación.


Con la ayuda de un cortauñas desechamos la parte posterior de los palillos dejando la parte de atras del cepillo lo más plana y uniforme posible.



Unimos con pegamento la parte de las púas con la compuesta con las cuatro siluetas restantes que ya teníamos preparada de modo que forme un bloque lo más compacto posible.

Lo siento, pensaba que había hecho foto de este paso pero veo que no.

Una vez bien seco el cepillo recortamos con el cortauñas las púas eliminado la parte más puntiaguda del palillo.


Las púas mas o menos han de quedar así de largas.


El proceso a seguir es el mismo que para el espejo. Lijar bien, pulir y redondear la pieza para el posterior pintado.


Materiales para el peine:

-Cartoncillo como para el espejo.
-Palillos cilíndricos
-Pegamento como para el espejo
-Pintura como para el espejo

Se recortan 8 siluetas lo mismo que para el espejo y el cepillo


Se pegan en dos grupos de cuatro. Se dejan secar.


Para las púas del peine se corta la punta de un palillo a la medida del peine.


Con el cutter de precisión se rebaja el trozo del palillo en dos caras opuestas de modo que quede más o menos plano. Es la parte más engorrosa pero no es difícil.


Una vez todas las púas cortadas y aplanadas se lijan cuidadosamente. Este paso es importante ya que la porción de las púas que quedará oculta entre las dos partes del peine debe ser lo más fina posible para que el grosor sea uniforme.
Aviso de que las uñas se quedan hechas una desgracia.


En una de la mitades del cuerpo del peine pegaremos las púas bien juntas y a la altura adecuada.


Una vez todas las púas pegadas y bien secas se recorta la parte trasera con una tijera fina.
Se unen las dos partes del peine procurando que no queden espacios y todo ajuste lo mejor posible. Si quedara algún resquicio siempre se puede usar un poco de masilla para rellenar. Si habéis lijado bien las púas no os hará falta.


Una vez todo bien unido, lijado y pintado os quedara más o menos así.


Y aquí está el juego totalmente acabado.
El original lleva pequeños rebordes y relieves imposibles de conseguir usando cartón pero el resultado es bastante digno.



Tal vez más adelante lo intente con porcelana fría para ver si puedo conseguir un acabado más fino. De momento estoy satisfecha al ver a mi Diana peinándose tan feliz.





He olvidado escanear las plantillas. Si a alguien le interesan decídmelo y las incluiré en la entrada.

Mil gracias por la paciencia de llegar hasta el final. Espero no haber sido demasiado pesada y que os haya gustado.

Abrazos a todos los amigos blogueros.


martes, 12 de febrero de 2019

Recien llegadas



Lo mismo que yo, que llevo casi dos años sin actualizar el blog como es debido.
Los casi dos años se me han hecho a la vez breves y eternos. Eternos porque han sido un tiempo trufado de dificultades de todo pelaje y condición y aderezado con los achaques que sufre mi madre y los mios propios que estoy que no valgo una castaña. Y breves porque visto en perspectiva me parece mentira haber estado ausente tanto tiempo y que me parezca que fue ayer.
En contrapartida también ha sido un tiempo prodigo en muñecas. He recibido una generosísima donación de una clienta que me ha regalado las muñecas y complementos de sus cuatro hijas y dos que conservaba de sus años infantiles.
También me he dado un pequeño homenaje comprando algunas muñecas que mi un tanto exiguo bolsillo me ha permitido.

Pero vamos a lo importante que es presentar en sociedad a mis Fannys que han llegado a casa hace escasos días.
Son seis señoritas que he conseguido a un precio más que razonable. La vendedora además me regaló zapatitos para ellas y una serie de piezas de ropa que no forman conjunto. Procuraré coser los elementos que faltan para completarlos más o menos.
Me encantaría adquirir algunos conjuntos completos para ellas. Veremos si más adelante me llega alguna buena oportunidad.

Las muñecas están en excelentes condiciones con el cabello sedoso, el maquillaje impecable y las pestañas completas en las mayoría de los casos. Tras un buen baño -con estropajo y grandes dosis de jabón- y una sesión de peluquería han quedado perfectas.
La única que está más baqueteada es la negrita, con la que debieron jugar bastante pues su pelo está un poco aspero y poroso y las articulaciones más sueltas. También tiene una mancha oscura sobre el labio superior, el maquillaje de los ojos practicamente borrado y alguna falta en las pestañas. De momento la tengo en tratamiento con peróxido de benzoilo. Para las fotos le he quitado la crema pues se ha negado a posar en las fotos con el pegote en la cara y me ha amenazado con largarse por donde ha venido si la obligo a exhibirse de esa guisa.





No tenía una Fanny en la mano desde el año 1974 en el que una amiga mía me enseño la suya y me cambio un catálogo de Fanny por uno de los mios de Nancy. Catalogo que aún conservo.
Comentaba esto porque me ha sorprendido lo bonita que es esta muñeca que recordaba como el colmo de la sofisticación. Una cosa curiosa es que los brazos y las piernas tienen una posición distinta, esto es: el lado derecho es diferente al izquierdo con la pierna de un lado ligeramente flexionada y el arco de un brazo más abierto que el otro. La muñeca es muy posable y adopta posturas de verdadera maniquí. Me gusta mucho la articulación de la cintura y la posición isquiática que puede adoptar la muñeca.

Esta es Sonia que luce el modelo Dalila al que le faltan los calcetines. El suéter estaba en muy mal estado y ha requerido múltiples remiendos. La suerte es que el peto de la faldita los tapa por completo.





Debo comentar que los nuevos miembros de la familia son un poco reservados y solo dos de ellas me han dicho su nombre. Supongo que cuando vayan ganando confianza se presentaran.
Una vez aseadas las chicas han asaltado -para esto no han sido tímidas- el ropero de las Leslys y las Pepas y les han tomado prestados sombreros, vestidos de punto, medias etc. Tampoco se han librado las Nancys cuyo joyero y caja de bolsos han sufrido el mismo trato.



 


Huéspedes vengan que de casa nos echen; o eso es lo que han soltado las Leslys, que indignadas en grado sumo han acudido con sus protestas a sus hermanas mayores. Las Nancys y las Pepas con muy buen juicio han hecho entender a las pequeñas que las Fannys acaban de llegar de un viaje largo e incomodo y buena parte de sus ropitas están sucias y faltas de un buen repaso de costura. Hasta que tengan su vestuario en condiciones es natural que todas colaboren y compartan sus ropas con ellas.
Las Leslys han transigido pero me han hecho saber que son demasiadas para la poca ropa que tienen -en eso llevan razón las pobrinas- y me han arrancado la promesa de que les confeccionaré nuevas ropitas para ellas.





Las fotos son desastrosas. La hice con el teléfono y me temo que mis experimentos con los filtros y demás gaitas no han dado el mejor resultado. Si a eso le sumamos que están hechas en su mayoría a las dos de la madrugada y con un flash espeluznante, pues que os voy a contar.

Noelia ha tomado prestado un suéter y un gorrito a las Pepas. El bolsito y el colgante son de las Nancys. El pantalón creo que pertenece al conjunto Pinacle.




Y bueno, al menos las susodichas fotos sirven para que os hagáis a la idea de lo guapinas que son mis nuevas niñas.





Así llegaron a casa estas chicas. Las pobres muertas de frío, despeluchadas y bastante sucias.
Espero que mi negrita no vea estas foticos donde sale con la cara pringada de crema y los rulos puestos juasss...





Mil gracias a todos los que me habéis visitado a pesar del parón. Y gracias muy especiales a los amigos que todavía se acuerdan de mi. Yo tampoco los olvido.